Anemia, estrés y tabaquismo pueden provocar ardor en la lengua.

18 de Febrero de 2017

Aunque el síndrome de la boca ardiente afecta generalmente a la lengua, la sensación de picor, hormigueo o escozor puede manifestarte en otras partes de la cavidad oral, como el interior de las mejillas o el paladar. Estos molestos síntomas se producen sin haber ingerido ningún alimento que haya podido provocar ardor en nuestra boca. Sus causas abarcan desde patologías odontológicas hasta infecciones, medicamentos, anemia, estrés o tabaquismo, por lo que es muy importante diagnosticar el origen de esta molesta sensación con el fin de aplicar el tratamiento adecuado.

El Colegio de Dentistas de Santa Cruz de Tenerife recomienda acudir al odontólogo al notar síntomas como picor, hormigueo o escozor en la cavidad bucal para que éste determine si se trata de un problema de salud oral o debe acudirse a otro especialista médico.

Síntomas y causas

A las molestias provocadas por ardor, picor y hormigueo, y si éstas persisten, puede sumarse que la lengua cambie de coloración, tanto hacia un tono blanquecino como al rojo por irritación o inflamación. Además, el paciente puede sentir sequedad de boca, al reducirse la secreción de las glándulas salivales, alteraciones del gusto o cambios de sensibilidad.

El borde de una pieza dental que está incidiendo en una mucosa, patologías como la gingivitis, la pérdida de de un empaste, una prótesis mal colocada o una mala oclusión pueden provocar que sintamos arder nuestra boca. En el caso de que el origen del síndrome sea de este tipo, el ardor puede presentarse también con el enrojecimiento o inflamación de la mucosa y un ligero sangrado ocasional.

Sin embargo, el origen de nuestro picor en la lengua puede estar también en las infecciones bacterianas, hongos, alergias alimentarias o reflujo gastroesofágico. La anemia, la deficiencia de vitaminas como la B12, el tabaquismo y el estrés psicológico (que puede generar pérdida de sensibilidad de la mucosa y sensación de ardor en la lengua) son también posibles causas de este síndrome.

Consejos

Existe medicación específica para tratar las molestias producidas pero es vital buscar el origen del ardor para aplicar el tratamiento adecuado y definitivo. Más allá del diagnóstico específico que realice el dentista o su derivación a los médicos especialistas adecuados, existen una serie de consejos básicos para ayudar al control de este síndrome. En este sentido, se recomienda beber abundante agua, evitar el tabaco y el alcohol, masticar chicle sin azúcar, evitar comidas picantes, reducir el consumo de alimentos ácidos y tratar de reducir el estrés.

 https://www.dentef.es/anemia-estres-y-tabaquismo-pueden-provocar-ardor-en-la-lengua