Cómo cuidar y limpiar las encías del bebé

23 de Febrero de 2017

La salud bucodental es uno de los aspectos más importantes que tenemos que tener en cuenta al ahora cuidar y de limpiar, y en el caso de nuestro bebé no puede ser diferente. Aunque creamos que por no tener dientes no tenemos que realizar ningún cuidado en particular, estás equivocada. Cuidar y limpiar las encías de nuestro bebé puede ayudarle a que en un futuro este tenga unos dientes mucho más sanos y más fuertes y por lo tanto tendrán menos problemas en el futuro.

¿CÓMO CUIDAR Y LIMPIAR LAS ENCÍAS EL BEBÉ?

Las bacterias que están en la boca del bebé pueden dañarle haciendo que este coja alguna infección, por lo que limpiarle la boca a diario evitará esta situación a la misma vez que irá acostumbrándose a la rutina de lavar du boca a diario, por lo que en un futuro conseguir el hábito de lavarse los dientes será mucho más fácil.

La primera opción que desde aquí recomendamos, y la más común entre las madres, es la de utilizar una gasita húmeda, que la pasaremos por todas las zonas de las encías del bebé para que estas queden totalmente limpias de los restos de leche. Lo ideal es que lo realicemos después de cada toma, aunque la más importante es la de por la noche, ya que durante las horas de sueño es cuando más bacterias pueden llegar a reproducirse.

Una segunda opción es utilizar unos cepillos especiales, que podemos adquirir en la farmacia y que son perfectos para realizar la limpieza bucal de nuestro bebé cuando todavía no le han salido los dientes. Estos cepillos, aunque pueden servirnos de gran utilidad realizan la misma función que la gasa que hemos mencionado anteriormente. Una cosa que hay que tener muy clara es que no podemos utilizar ningún tipo de dentrífico en las encías del bebé ya que puede ocasionarles grandes problemas en el futuro.

Cuando vayamos a limpiar la boca del bebé tenemos que mantener una higiene extrema, ya que en el caso contrario podemos crear un foco de infección en su boca y conseguiríamos el efecto contrario al que estamos buscando. Para ello vamos a proceder a lavarnos muy bien las manos antes de realizar la limpieza de las encías.

LA SALIDA DE LOS DIENTES

En el momento que a nuestro bebé le salen los primeros dientes, alrededor de los 6 meses, tenemos que comenzar a usar un cepillo de diente especial, con un cabezal muy pequeño adaptado para esos primeros dientes. Todavía no es recomendado que utilicemos pasta de dientes. No solo basta con el cepillito, también es muy recomendable seguir utilizando la gasa en las zonas donde todavía no han aparecido ningún diente, ya que también se acumulan bacterias.

Al cumplir el año, y cuando comienzan a salirles las primeras muelas al bebé es cuando ya debemos utilizar pasta de dientes, especial para su edad y la composición de los dientes de leche. Es a partir de este momento cuando ya debemos ir enseñándole a nuestros hijos a conseguir e hábito de lavarse los dientes después de cada comida, ya que si no lo hacemos ahora más tarde será mucho más complicado.

Recuerda que la salud de la boca es muy importante, ya que se trata del lugar en el que empieza el sistema digestivo y si ya los alimentos que ingerimos vienen infectados desde la boca, tendremos un mayor riesgo de contraer enfermedades infecciosas y bacterianas que pueden darnos muchos problemas a lo largo de nuestras vidas. Realizar visitas periódicas al dentista nos asegura que nuestro bebé tendrá una higiene en la boca inmejorable, ya que si este ve algún problema rápidamente nos mandará algunas recomendaciones y un tratamiento para mejorar su salud.

http://www.bekiapadres.com/articulos/como-cuidar-limpiar-encias-bebe/