Enfermedad Periodontal y riesgo Cardiovascular

5 de Julio de 2012

Según se contempla en las últimas guías publicadas de la Sociedad Europea de Cardiología para la prevención de la enfermedad cardiovascular en la práctica clínica, la periodontitis se asocia con la aparición de disfunción endotelial, aterosclerosis y con un incremento del riesgo de infarto de miocardio e ictus. La periodontitis se sitúa junto a otros trastornos de reconocido impacto negativo en la esfera cardiovascular (como la enfermedad renal crónica, la apnea del sueño o las enfermedades autoinmunes), siendo la primera vez que se incluye en estas guías la alusión a esta enfermedad como un factor de riesgo cardiovascular.

La presencia de periodontitis debe ser considerada como un factor de riesgo para desarrollar una enfermedad cardiovascular y, por lo tanto, se aconseja su prevención y tratamiento. Así se contempla en la versión 2012, recientemente publicada en el 'European Heart Journal', de las guías promovidas por la Sociedad Europea de Cardiología (European Society of Cardiology, ESC) para la prevención de la enfermedad cardiovascular en la práctica clínica. Estas directrices proceden de los trabajos efectuados por la 5ª Joint Task Force de la ESC y otras sociedades científicas relacionadas con la prevención de la enfermedad cardiovascular.

Aunque ya se tenían numerosas evidencias científicas y clínicas sobre el impacto negativo que tiene la periodontitis en el ámbito cardiovascular y sobre el aumento de aparición de eventos cardiovasculares en personas con periodontitis, esta recomendación de la ESC supone un espaldarazo definitivo para la estrategia de prevención y manejo de las infecciones de las encías, con el objetivo de evitar consecuencias nefastas a nivel cardiovascular.

"Para nuestra especialidad, y en general, para la promoción de la salud periodontal, esta recomendación es un hito, puesto que sitúa a la periodontitis en la misma línea que otras enfermedades que han demostrado tener una clara repercusión sobre la salud cardiovascular, como la diabetes o la hipertensión arterial", destaca el doctor Mariano Sanz, decano de la Facultad de Odontología de la Universidad Complutense. Según este catedrático de Periodoncia y patrono de la Fundación SEPA, "lo cierto es que en los últimos años hemos ido teniendo cada vez un mayor conocimiento sobre la interrelación que existe entre las enfermedades de las encías y la salud general".

En concreto, en las guías se advierte expresamente que la periodontitis se asocia con la aparición de disfunción endotelial, aterosclerosis y con un incremento del riesgo de infarto de miocardio e ictus. De la misma forma, se reconoce que otros factores, como el bajo nivel socioeconómico y el hábito tabáquico, también pueden tener una importante influencia (y actuar como factores de confusión) en esta relación entre periodontitis y enfermedades cardiovasculares.

Por todo ello, en las guías de la ESC se subraya que "la periodontitis puede ser considerada como un indicador de riesgo para alcanzar un bajo estatus de salud cardiovascular" y, por eso, se afirma que "su tratamiento está indicado de la misma forma que lo está el manejo de los otros factores de riesgo cardiovascular subyacentes".

En estas guías, la periodontitis se sitúa en un apartado junto a otros trastornos de reconocido impacto negativo en la esfera cardiovascular, como la enfermedad renal crónica, la apnea del sueño, las enfermedades autoinmunes, la gripe o la disfunción eréctil.

http://www.sepa.es/es/ultimas-noticias/2176-la-periodontitis-adquiere-qoficialmenteq-el-rango-de-factor-de-riesgo-cardiovascular.html